Himno de Chimbarongo



Letra y música de René Orlando Benavides

Que nuestras voces se eleven junto al viento
con optimismo que llena el corazón.
que vibren todos de mar a cordillera
por Chimbarongo terruño de ilusión.

Es la tierra de verdes viñedos
de trigales vestidos de sol,
y su cielo cuajado de estrellas
irradian mensajes de amor.

Son sus hijos baluarte de acero
que idolatran su tierra natal
y sus bellas mujeres adornan
el paisaje de niebla invernal.

Chimbarongo, bella tierra
matizada por el sol,
en tus calles silenciosas
vive el eco de una voz.

Es la voz de aquellos hijos
que jamás retornarán
eco dulce de un recuerdo
que en el alma vivirá.

Que nuestras voces se eleven junto al viento
con optimismo que llena el corazón.
que vibren todos de mar a cordillera
por Chimbarongo terruño de ilusión